MIGUEL ROCA ABOGADO MEDIADOR CIVIL Y MERCANTIL
MIGUEL ROCAABOGADOMEDIADOR CIVIL Y MERCANTIL

Abogado-Mediador

 

 

Qué es un Abogado-Mediador?

 

En realidad todos somos mediadores. Todos hemos mediado alguna vez en alguna controversia entre amigos, entre vecinos de la comunidad de propietarios, entre niños, ... intentando poner paz y solucionar la disputa.

Existen numerosas áreas interesantes para un mediador como formación previa y en función de la materia objeto de controversia. Así, por ejemplo, en materia de construcción será interesante un mediador con conocimientos en arquitectura o ingeniería. En este sentido, la mediación es una especialidad ideal para el Abogado puesto que el procedimiento es básicamente jurídico y el acuerdo final será igualmente jurídico.

El abogado-mediador es el abogado con formación específica en la materia dedicado a la solución del conflicto entre las partes mediante los sistemas alternativos de resolución de conflictos, entre los que destaca la mediación, relegando acudir a la vía judicial como último recurso y tras haber agotado todas las opciones extrajudiciales.


Mediación, Arbitraje, Negociación,  Proceso Judicial ... ?


Todas son igualmente respetables y todas adolecen de ventajas y desventajas.
La convivencia social genera un espectro infinito de relaciones y, consecuencia de ello, una amplia variedad de conflictos.
Lo importante es concretar la clase de conflicto que se ha generado, sus características, los intereses de las partes, sus expectativas, etc. ... y en función de ello saber elegir una u otra forma de resolución.
Así, por ejemplo, puede que sea imprescindible la "celeridad" en la resolución del proceso por que la obra que se está ejecutando está parada, lo cual conllevará caducidad de los permisos, indemnización por subcontratas, trabajadores despedidos, ... En ese caso, acudir a los Tribunales, es una elección incorrecta. Aunque tiene grandes profesionales con total seguridad se va a dilatar muchísimo en el tiempo generando gran perjuicio y siendo mucho más costoso.
En otras ocasiones alguna de las partes no aceptará voluntariamente la intervención de una tercera persona imparcial y neutral por desconfianza, o bien será súmamente irrespetuosa con la otra parte o con todos, o bien evitará a toda costa ser localizado y colaborar con cualquier tipo de proceso amistoso puesto que el transcurso del tiempo le favorece, ... con lo que sí habrá que acudir a los Tribunales.
Por ejemplo, en un conflicto entre vecinos, o en una comunidad de vecinos, será más satisfactorio para todos un procedimiento amistoso negociado o de mediación en el que todos han intervenido, han expuesto sus posturas, han dialogado, han reflexionado sobre los intereses propios y de los demás, y entre todos han hallado una solución satisfactoria para todos. Ello hará que sea más respetada y durante más tiempo. Todos habrán ganado.
Por último señalar que las soluciones judiciales no son siempre las mejores. A grandes rasgos, se podría decir que buscan amparar el ejercicio de un derecho con lo que siempre habrá un ganador y un perdedor. De hecho, la Ley de Arbitraje, consciente de ello, permite el arbitraje de "equidad" y diferenciado del de "derecho".

El derecho no lo regula todo ni tiene soluciones para todo. Por ello se dice que la norma siempre va tras la realidad social. Acudir, en materias negociables, a los Tribunales debería ser el último recurso.

CONTACTO

Miguel Roca

Letrado I.C.A.I.B

nº3.306

Paseo La Rambla,

nº13, 1º Izquierda.
Palma de Mallorca

07003 Illes Balears

 

Concertar cita mediante

correo electrónico dirigido

a migueljroca@gmail.com

o llamando al teléfono

607.82.23.14

Abogado especializado en mediación en el ámbito civil y mercantil, extranjería y nacionalidad.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Miguel Juan Roca Garcías